Puede que no te guste o no tengas tiempo para realizar la limpieza del hogar de forma continua, esto produce que sea mucho el tiempo que pase hasta que te decidas a limpiar. En ese momento te puede resultar difícil el comienzo debido a que no estás acostumbrado a realizar esta tarea.

La primera dificultad que se presenta es la elección correcta de los productos de limpieza que se van a utilizar. Esta elección es muy importante debido a que puede ocurrir que se mezclen productos que puedan producir intoxicaciones.

A la hora de tratar de eliminar manchas difíciles es probable que se realicen mezclas que sean perjudiciales para la salud. Poe eso, es importante la lectura de los productos antes de realizar cualquier mezcla. A continuación, vamos a comentar las mezclas que no deberías hacer nunca ya que estas, son peligrosas para tu salud.

Lejía y amoníaco

Esta mezcla puede crear vapores tóxicos de cloramina. Si se inhalan, pueden perjudicar a tu respiración y crear quemaduras en la garganta.

Lejía y alcohol desinfectante

Estos productos juntos crean cloroformo, que provoca mareos y náuseas y hasta daños en el sistema nervioso, los ojos, los pulmones, la piel, el hígado y los riñones e incluso puede causar la muerte.

Lejía y limpiador de inodoros

La mezcla de lejía con productos de limpieza de inodoros a base de ácido que contenga bisulfato de sodio, puede hacer que cause una liberación de gases tóxicos que generen problemas respiratorios y ojos llorosos.

Lejía y limpiador de hornos

Los limpiadores de horno pueden llevar hidróxido de sodio (sosa cáustica) que, al mezclarse con la lejía, produce gas de cloro. Esto produce una irritación de ojos, nariz, garganta y pulmones.

Vinagre y lejía

Cuando se fusiona un producto ácido con lejía se liberan vapores tóxicos de cloro y cloramina. Esto puede ocasionar una quemadura química en los pulmones o en los ojos.

Vinagre y peróxido de hidrógeno

La fusión de peróxido de hidrógeno y vinagre crea ácido peracético o ácido corrosivo. En altas concentraciones, puede formar un irritante que daña la piel, los ojos, la garganta, la nariz y los pulmones.

Limpiadores de desagües diferentes

La mezcla de estos productos puede liberar gas cloro e incluso causar una explosión. Es importante evitar esta mezcla en el mismo recipiente y utilizar uno justo después de otro.

Después de leer este artículo, ya conoces que mezclas obviar. También es bueno tener en cuenta que en la limpieza del hogar no se debería dejar todo para limpiarlo un día en concreto ya que hay objetos como los interruptores o los pomos de las puertas que continuamente estamos tocando y pueden acumular bacterias. Una recomendación es la limpieza diaria de este tipo de objetos.

Fuente: Business Insider