Si algo ha dejado claro la presencia del covid-19 es la importancia del sector de la limpieza y de sus personal. Este sector tiene como objetivo garantizar la limpieza e higienización de todo tipo de espacios; restauración, hospitales, colegíos, instituciones públicas, etc.

El perfil de los trabajadores de este sector engloba una serie de riesgos laborales inherentes  a su trabajo, como pueden ser caídas, golpes, arañazos, quemaduras, intoxicaciones. Estos riesgos se pueden prevenir o evitar siguiendo los protocolos establecidos por el personal de riesgos laborales.

Estos protocolos indican inicialmente llevar los EPIS ( Equipos de protección individual) en función al tipo de trabajo a realizar. Estos EPIS deben estar homologados y ser revisados de manera periódica. En segundo lugar, inspeccionar el lugar donde se va a realizar el trabajo, detectando posibles causas de accidente, como puede ser un desnivel en el suelo o un cable suelto.

Una vez iniciada la limpieza, hay que tener en cuenta los productos de limpieza que se utilizan, ya que la mayoría contienen en mayor o menos medida productos químicos, por lo que hay que usarlos con la debida precaución, llevando, si es preciso guantes, mascarilla, calzado o incluso ropa adecuada. Para tener una  información comprensible y de los peligros asociados a los productos químicos, se creo  una herramienta de ámbito internacional llamada Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (GHS).

Aparte de las posibles lesiones derivadas de la manipulación de productos de limpieza que contienen sustancias químicas, es habitual que los trabajadores de la limpieza sufran lesiones musculares como lumbalgias, dorsalgias y en general dolores cervicales, debido a las acciones repetitivas o a las posiciones forzadas.

Para evitar este tipo de lesiones, se recomienda no levantar cargas superiores a 25kg. Si el espacio lo permite es aconsejable llevar carritos con ruedas o cinturones con los productos menos pesados  y de más uso, en torno a la altura de la cintura hasta el hombro par evitar estiramientos forzados. Así mismo, se recomienda hacer pausas y estiramientos.

Fuente: rrhhpres