Se ha aprobado la inversión en la ciudad de Barcelona de 70 millones de euros en la limpieza de la ciudad desde el mes que viene hasta el año 2023. Se actuara en 350 puntos de la ciudad.

Esta medida se ha tomado por las continuas criticas de las asociaciones de  vecinos, comerciantes  y la oposición por la falta de limpieza y las continuas plagas de ratas. Sobre todo se actuará en el mercat de Sant Antoni,  el Pou de la Figuera o la Rambla de Poblenou entre otros puntos de la ciudad.

El plan de actuación es una propuesta llamada «Cuidemos Barcelona» presentada por JxCat donde se atribuye el aumento de la suciedad de la ciudad al la vuelta al uso más intenso  de las zonas públicas  debido a la relajación de las medidas impuestas en su día por le Covid-19.

Esta propuesta incluye actuaciones como incrementar el número de operarios de limpieza, sin especificar números, así como acciones directas contra las plagas  y un aumento del baldeo para eliminar los malos olores producidos por la escasez de lluvia. Así mismo se designara ocho equipos para la limpieza de los alrededores de los contenedores en turnos de mañana y tarde. También durante este mes se dará especial atención a la limpieza de pintadas, chicles y pegatinas en vía pública.

Hay  puntos prioritarios de actuación: Sant, Example, Ciutat Vella, Montjuic, les Corts, Sarria, Grácia, Horta, Nou Barris, Sant Andreu, Sant Marti y Rambla de Poblenou.

Toda esta actuación va estar monitorizado en todo momento por un Comité de Coordinación de Mantenimiento de la Ciudad, liderado por el gerente de Ecologia Urbana del Ajuntament, Jordi Campillo.

A partir de marzo de 2022, el plan coincidirá con el inicio del nuevo contrato de limpieza de la ciudad, que será más importante que todos los que ha tenido hasta ahora Barcelona. Por un lado, porque el presupuesto alcanzará por primera vez los casi 300 millones de euros anuales, y por el otro, porque tendrá una duración de ocho años prorrogables dos más. El contrato permitirá crear 400 puestos de trabajo.

 

Fuente: 20minutos.