Medio centenar de personas se ha concentrado frente a las puertas del Ayuntamiento de Valladolid para protestar y mostrar su rechazo ante el cambio del pliego de condiciones del Servicio de Limpieza de los colegios públicos que supondrá la división en cuatro lotes de estos servicios y que afectaría a 41 colegios y en torno a 85 trabajadores, sobre todo respecto a sus contratos.

Por su parte, desde la CVE, aeguran que «esto es totalmente incierto y ellos lo saben puesto que la obligación de subrogar a todo el personal que actualmente presta el servicio impide ninguna maniobra de este tipo». ¿Pero ya que se divide este servicio, porqué en cuatro y no en cinco o en tres? Así se lo ha argumentado el Ayuntamiento a los trabajadores.