La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza, conocida como ASPEL, anuncia que durante el año de pandemia ha incrementado su plantilla en casi 5.000 puestos de trabajo y vaticina un gran crecimiento económico durante el año 2021.

Juan  Diez de los Ríos, presidente de Aspel afirmo que tienen una contratación del 36% del sector de la limpieza. Lo dijo durante la presentación del anuario económico de la Asociación Profesional de Empresas de Limpieza durante el ejercicio 2020.

Dicho anuario indica que cuentan con más de 135.000 trabajadores y 17 grupos empresariales. El Sr. Diez, destacó que durante la pandemia el número de empleados se redujo en 4.551 empleados y se cifró unas perdidas económicas  del 6%.

Dicho descenso económico en la facturación durante la pandemia lo explican a la paralización de la mayoría de las actividades comerciales, hosteleras, industriales, etc. y a esto hay que añadir la cantidad de empleados que se han visto afectados por los ERE.

El Sr. Diez espera poder obtener una negociación colectiva que ayude al sector a mantenerse unidos y ser más eficientes y competitivos.

De la misma manera hace incapie en la importancia que ha tenido, tiene y tendrá el sector de la limpieza que con el COVID-19 ha quedado demostrado que se trata de un sector vital.

El anuario habla también de otros puntos importantes como el absentimo y la morosidad.

En cuanto al absentismo se cifra las bajas por contingencias comunes en un plazo medio de 69,10 días por proceso. La media mensual de los procesos de baja para el sector de la limpieza se cifró en 19 casos por cada 1.000 trabajadores.

La morosidad  de las administraciones públicas con las empresas de ASPEL aumento en un 6,14% respecto al año anterior. Por lo que respecta a las entidades locales se producen retrasos de hasta dos meses para cobrar y en el caso del Estado, aumento de 50 a 58 días. En todo caso, ninguna entidad pública cumple con el plazo de la  Ley, que la fija en 30 días.

Sin embargo, fueron las entidades locales las únicas que disminuyeron su deuda con respecto al año pasado llegando hasta los 116,7 M€, un 15,10% menos que en 2019. El Estado se situó en más de 90 M€ de deuda (25.62%) y las comunidades autónomas también aumentaron hasta llegar a los más de 190 M€ de deuda, con una variación del 9,78% respecto al año anterior.

Fuente: Interempresas