Unilever, el fabricante líder de productos de limpieza y lavandería, entre muchos otros, adelanta una ambiciosa estrategia ambientalista que incluye nuevos procesos industriales e inversión. El propósito es eliminar los componentes a base de combustibles fósiles de sus productos para 2030.

La decisión de la multinacional está destinada a “transformar la sostenibilidad de las marcas globales de limpieza y lavandería, incluyendo a Omo (Persil), Sunlight, Cif y Domestos”.

Unilever invertirá 1.200 millones de dólares a corto y largo plazo para reemplazar el petróleo en su proceso de producción. Usará ingredientes derivados de la madera o fermentación microbiana, inclusive del carbono reciclado de otras industrias.

En ese sentido, los desembolsos están dirigidos a ayudar a sus proveedores a adoptar nuevas tecnologías y mecanismos que eliminen el uso hidrocarburos en la producción de productos de limpieza.

Unilever aleja combustibles fósiles

El gigante de bienes de consumo (alimentos, bebidas, hogar, cuidado personal, animal) dio un primer paso en junio. Estableció el objetivo de reducir todas las emisiones de sus operaciones y sus proveedores para 2039.

La mayoría de los productos de limpieza y lavandería disponibles en la actualidad contienen productos químicos elaborados a partir de materias primas de combustibles fósiles, una fuente de carbono no renovable.

El cambio de Unilever a fuentes de carbono renovables o recicladas para estos productos químicos es deliberado. La primera iniciativa de su escala, Clean Future, es un paso fundamental hacia el compromiso de cero emisiones netas de sus productos para 2039.

Los químicos utilizados en los artículos de limpieza y lavandería de Unilever constituyen la mayor proporción de su huella de carbono (46%) a lo largo de su ciclo de vida.De esta manera, se estima que al alejarse de los productos químicos derivados de combustibles fósiles en las formulaciones de productos, Unilever desbloqueará formas novedosas de reducir la huella de carbono de algunas de las marcas de limpieza y lavandería. Espera que esta iniciativa reduzca por sí sola la huella de carbono de las fórmulas de los productos hasta en 20%.

Huella de carbono cero

Peter ter Kulve, presidente de Atención Domiciliaria de Unilever, se refirió al anuncio. “Clean Future es nuestra visión para reformar radicalmente nuestro negocio. Como industria, debemos romper nuestra dependencia de los combustibles fósiles, incluso como materia prima para nuestros productos. Debemos dejar de bombear carbono desde debajo del suelo”.

Unilever ha promovido varias innovaciones que contribuyen a este compromiso. Por ejemplo, en Argentina presentó el primer jabón líquido para lavar la ropa de Ala y Skip con tecnología diluible. Su botella es 100% reciclable y fabricada con 50% de plástico reciclado, y cuenta con activo biodegradable.

“La transición de Unilever hacia el uso de fuentes renovables o recicladas de carbono forma parte de una visión global de la compañía. Esta medida es parte de la reconversión de nuestras categorías. Y de marcas, a partir de los nuevos compromisos de clima y naturaleza”, dijo Karen Vizental, VP de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Unilever Latinoamérica.

Asimismo, agregó: “El momento de actuar llegó. Por eso, establecimos objetivos más ambiciosos de alcanzar la huella de carbono cero en todos nuestros productos para el año 2039. Estamos convencidos de que la estrategia de negocio y la sustentabilidad tienen que estar integradas. Este anuncio es una prueba más de ello”.