No hay nada más tedioso que tener que limpiar la cristalería que tenemos en casa, metida en el armario y que solo usamos en contadas ocasiones.  Existen muchos productos en el mercado que sirven para ese tipo de materiales incluidos las mamparas de las duchas pero hoy vamos a explicaros un remedio casero de lo más efectivo para cuando tengamos que limpiar la cristalería y no tengamos a mano ningún producto especifico para tal fin.

Pues estamos hablando de una bebida que la mayoría tenemos en casa en el armario de las bebidas. Se trata de la Ginebra. Se aplica un poco sobre un algodón y seguidamente se limpia la superficie de cristal o espejo a limpiar y está queda como nueva sin el menos esfuerzo.

El alc0hol que contiene la Ginebra, sirve para limpiar y quitar las manchas de grasa acumuladas en los cristales y espejos resultando una superficie desinfectada y brillante.

Fuente:ine.es

Fotos: cristaleriamadrid