Las empresas de limpieza contratan más personal para afrontar el saneamiento de los centros

La asociación AMPAS Murcianas Unidas presentó ayer en la Consejería de Educación las 11.000 firmas a favor de «una vuelta segura a las aulas» que ha reunido a través de una petición en change.org. Una reivindicación que, bajo el ‘hashtag’ #VueltaSegura, engloba las protestas de madres, padres y docentes de todo el país.

«Seguimos pensando que la medida sobre la que se debe edificar todo es la bajada de ratios de alumnos por clase», explica María Iturbide, una de las representantes del colectivo. Además, las AMPA dicen esperar «con incertidumbre» la reunión que esta mañana mantendrán los ministros de Sanidad y Educación con los consejeros de cada comunidad para informarles de las medidas que regirán el inicio de curso: «No tenemos ni idea de qué va a pasar. De momento, solo sabemos que la única forma de que nadie se quede atrás es una vuelta a las aulas con una presencialidad segura», explica Iturbide. Mientras, la petición del colectivo sigue acumulando firmas en change.org.

Más personal

Además de la solicitud, compartida entre la mayoría de colectivos, de una mayor contratación de profesores -la Consejería anunció que se contaría con 800 más y CC OO calculó que «si de verdad se quiere respetar la distancia de seguridad» harían falta unos 1.500 docentes de nueva contratación-, en los últimos días se ha puesto el foco en el personal no docente. «Si de verdad se quieren triplicar las tareas de limpieza a lo largo de la jornada lectiva, es ineludible que, como mínimo, se doblen las plantillas de personal de limpieza. Si no, es imposible cumplir con lo que Educación propone», explicó esta semana Nacho Tornel.

Antes de ayer, la Asociación de Directivos de Centros Públicos de Educación Secundaria de Murcia se reunió con Víctor Marín, director general de Planificación Educativa y Recursos Humanos. «En Educación son conscientes de que este tema está sin resolver y que hay que buscar soluciones para que haya más gente trabajando en las plantillas de limpieza», explicaba Raimundo de los Reyes, presidente de la agrupación.

«Pero claro -continuaba de los Reyes-, ahora falta que esa voluntad de buscar soluciones se traduzca en algo concreto, en un plan de actuación con una dotación y unas directrices a seguir, porque ahora mismo parece incuestionable que es necesario que, además del servicio de limpieza que acude a los centros por la tarde, haya una persona fija en cada centro que se encargue de las desinfecciones».

Ahí está el meollo: en las desinfecciones. Las directrices anunciadas por Educación hasta el momento hablan de que, además de la limpieza previa a la apertura de los centros, serán necesarias tres desinfecciones a lo largo de la jornada lectiva, una cada hora y media. «Lo que más nos preocupa en los centros es el asunto de las zonas comunes, porque es donde más difícil será controlar que se respeten las medidas. Ahí habrá que extremar las precauciones aún más», dice de los Reyes.

Los centros de Primaria están más perdidos: «Honestamente, nosotros no sabemos cómo se va a hacer», explicaba Mariola Sanz, presidenta de la Asociación de Directores de Primaria. «Creemos -continuaba- que se va a dedicar una partida presupuestaria a que las empresas de limpieza pudean ampliar sus plantillas y ajustar sus gastos, pero de momento solo sabemos que los ayuntamientos están recibiendo tres tipos de situaciones: empresas que son conscientes de las medidas que ha puesto sobre la mesa Sanidad y son capaces de llevarlas a cabo, contratando más personal, empresas que no son capaces de aumentar sus plantillas y, por lo tanto, no van a poder prestar servicios de limpieza, y bastantes empresas que a dos semanas del inicio del curso no se han manifestado ni en un sentido ni en otro».

Incertidumbre empresarial

Y mientras, las empresas de limpieza hacen cuentas. Aunque se acordó que se aprovecharía julio para limpiar y desinfectar los centros, muchos no pudieron cumplir este objetivo. Por ello, el lunes empezarán las tareas de revisión y limpieza en la mayoría de centros de la Región.

La mayoría de empresas consultadas por este periódico hablan de «incertidumbre ante lo que se viene encima» y confirman que se están acabando de perfilar las necesidades de cada Ayuntamiento.

Además, cifran su ampliación de plantilla en un abanico de entre el 30 y 40% más de personal. Según ellos, «las administraciones deberán ampliar la inversión en materiales de desinfección para cumplir los protocolos, porque los gastos de limpieza ordinaria se suelen incluir en los contratos».