Es lógico que las empresas acudan a una consultora para buscar mecanismos para mejorar su productividad, efectividad, beneficios, etc. Sin embargo, pocas son las que abordan la planificación de la limpieza y desinfección a través del estudio y estrategia que pueda ofrecer una consultoría.

Esta tendencia, sin embargo, esta cambiando tras la aparición del covid, donde la limpieza y desinfección en las empresas se ha convertido en parte esencial del funcionamiento diario de la empresa.  Dicho protagonismo se ve reflejado en el hecho que ya son muchas las empresas que acuden a las consultorias para buscar mecanísmos  y soluciones personalizados a su empresa que les permita trabajar de manera segura.

La consultorias sobre todo son requeridas por el sector alimentario y hotelero que buscan maneras de abordar soluciones eficaces a la limpieza y desinfección. Antonio Alberola, director de Cleanity afirma:  “Las empresas requieren de una consultoría que analice todos sus espacios y necesidades, diseñe e implemente planes de limpieza adaptados, gestione la retirada de los residuos generados y evalúe constantemente estos procesos. Un experto externo siempre puede detectar nuevos puntos de mejora que de forma interna son más difíciles de identificar”

Los beneficios de acudir a las consultorias son múltiples pero sobre todo consiguen reducir costes en el ámbito de la limpieza. Son muchas las empresas de limpieza que ya ofrecen consultorias estratégicas. En el caso de Cleanity ofrece un servicio CleanProcess en el que se implica a todas las partes de la empresa.

Alberola explica que : “En primer lugar visitamos e inspeccionamos las instalaciones de la compañía, le asignamos un equipo técnico, definimos las soluciones más adecuadas y adaptadas a las particularidades de su sector y su proceso productivo concreto, elaboramos un plan de limpieza personalizado y, por último, gestionamos los residuos generados”

Fuente: Hosteltur.