Limpiar los asientos del auto es tarea sencilla, solo hay que contar con los productos necesarios y elegir un día libre porque puede llevar un largo rato. Es muy parecido a limpiar un sillón y es necesario para evitar malos olores, suciedad acumulada y manchas que ni se retiran a tiempo podrían quedar para siempre.

Para limpiar seguir paso a paso estas indicaciones, les darán un buen resultado:

Aspirar los asientos

Lo ideal es adquirir una aspiradora pequeña para utilizarla en los asientos, que va a servir para todos los lavados y se puede utilizar además en otras superficies como el sillón. Esto sirve para aspirar las migajas, las pelusas, los pelos, toda la suciedad y los residuos. Es importante separar con los dedos las grietas entre los asientos y meter la boquilla de la aspiradora dentro de estas para eliminar todos los residuos.

Productos de limpieza

Comprar un limpiador de telas para asientos (uno que sea especial para esta labor), rociar sobre el área que esté manchada o sucia durante cuatro o cinco veces. Es importante no saturar el área que se va a limpiar porque puede provocar moho y mal olor bajo la tela del asiento.

Usar un cepillo

Los cepillos para interior son muy aptos para limpiar los asientos. Rociar con un líquido para tela de asientos y cepillar encima, pero de manera suave para que no se arruine la tela. Evitar los cepillos con cerdas duras para que no rompa la fibra del asiento.

Jabón y paño de microfibra

Frotar con jabón y un paño de microfibra en las partes que haya suciedad y rápidamente sacar los restos de jabón con el otro paño limpio para que no se impregne en la tela. Además, asegurarse que los dos paños que se usen estén limpios para no contribuir a la suciedad.

Aspirar nuevamente

Cuando se termina todo el proceso de rociar con líquido especial y cepillar, nuevamente se debe aspirar para terminar de sacar todo el polvo y pelusa que podría haber quedado escondido. Este proceso se hace cuando los asientos ya estén limpios.

Fuente: mdz