En un momento en el que la lucha contra el cambio climático centra más la atención que nunca, es ya una evidencia que la química tiene que ir necesariamente unida a la sostenibilidad. En este contexto, Proquimia presenta públicamente el proyecto Blue&Green, que pone bajo un mismo paraguas las acciones que la compañía ha llevado a cabo durante los últimos veinte años en materia de sostenibilidad.
Así, Blue&Green es la apuesta de Proquimia y de sus clientes y distribuidores por la sostenibilidad. Blue&Green es una visión de futuro, pero también de presente, y un compromiso real y tangible con el medio ambiente.
Blue&Green nace en 2001 con la obtención de la certificación ISO 14001, el estándar internacional de Sistemas de Gestión Ambiental, y desde entonces, lo que empezó siendo una forma de aportar valor añadido a los productos evolucionó para pasar a formar parte de la
propia filosofía empresarial.

Los ejes de actuación Blue&Green
Las acciones que engloba el proyecto Blue&Green se pueden dividir en cuatro ejes de actuación: producto, envases, economía circular y acciones corporativas.

Producto
Con el objetivo de buscar soluciones cada vez más respetuosas con el entorno, en Proquimia se ha potenciado la estrategia de la concentración de productos. Gracias a ella, se consigue reducir la generación de residuos, minimizar las emisiones de C02 derivadas del transporte y los costes
de almacenaje, entre otras ventajas. Ejemplos claros de la aplicación de esta estrategia son las gamas ECOCONPACK, productos concentrados en bag in box, o la gama XOP, productos concentrados en cápsulas hidrosolubles.
Paralelamente, se ha impulsado la certificación de productos con la etiqueta ecológica europea, Ecolabel, una certificación totalmente voluntaria que pretende facilitar a los consumidores la fácil identificación de aquellos productos que son ecológicos y respetuosos con el medioambiente. Los productos con etiqueta Ecolabel garantizan la reducción de la contaminación medioambiental y el consumo de energía, generando menos residuos y emisiones de CO2. En la actualidad, Proquimia dispone de más de 30 productos ecológicos certificados con la etiqueta Ecolabel.

Envases
Conscientes del impacto que tienen sobre el entorno los envases de plástico de un solo uso, en
2018, la empresa se comprometió a conseguir los siguientes objetivos para 2025:
• Envases 100% reciclables, reutilizables o compostables.
• Envases de PE y PET fabricados de material plástico reciclado (post consumo).
• Envases flexibles multicapa/multimaterial sin capas barrera (OPA, EVOH,…) y fácilmente
reciclables.
• Cartón y madera procedente de fuentes controladas FSC o PEFC.
Cuatro años antes de la expiración de este compromiso, la empresa ya ha cumplido con más de
la mitad de estos objetivos, y entre los logros más significativos están la sustitución de los
envases PET de 750 ml por envases 100% reciclados, la sustitución de las garrafas de 25 litros
opacas en negro por otras fabricadas con más del 95% de material reciclado o las garrafas de 10
l naturales, que han pasado a ser de PE 50% reciclado. Todas ellas son 100% reciclables y
fomentan directamente la economía circular.
En este contexto, cabe destacar también el proyecto SDDR de reacondicionamiento de los
contenedores IBC de 100 l de la compañía, con los que la empresa reduce la generación de
residuos plásticos, de acero y de emisiones de CO2.

Economía circular
Proquimia refrendó su compromiso con la economía circular al adherirse, en febrero de 2019, al “New Plastics Economy Global Commitment” (NPEGC). Este proyecto, liderado por la Ellen MacArthur Foundation, une a más de mil organizaciones de todo el mundo detrás de una visión
común: una economía circular para el plástico. La iniciativa tiene como objetivo repensar y rediseñar el futuro de los plásticos, empezando por los envases. Una visión que concuerda
completamente con los objetivos marcados por Proquimia a nivel de packaging.

Acciones corporativas
A nivel empresarial, se han tomado otro tipo de decisiones que afectan directamente a la huella
ecológica de Proquimia:
• Instalación de placas solares para generar un tercio de la energía consumida en la
planta. Se prevén nuevas inversiones para incrementar el porcentaje de energía
utilizada que provenga de fuentes verdes y renovables.
• Sustitución de las bolsas de plástico por bolsas compostables o de algodón reutilizables.
• Eliminación de las facturas en papel y acciones de digitalización.

Metas de futuro

¿Cuál es la próxima meta a asumir para Blue&Green en un horizonte de tres años?
El compromiso de la empresa de eliminar todos los envases no flexibles en la División de Higiene
Institucional donde sea posible, con el objetivo de ser la primera empresa fabricante de
soluciones químicas nacional en prescindir de las garrafas plásticas.

Fuente: Proquimia