La Asociación Profesional de Empresas de Limpieza (Aspel) ha exigido al Gobierno de la Generalitat Valenciana que rectifique los pliegos de condiciones de la Conselleria de Sanidad y que cumpla con el pacto acordado en la mesa sectorial de la limpieza del Consejo Tripartito para no precarizar el empleo de los trabajadores de la limpieza en los hospitales de esta región y pueda variar el precio del contrato.

El acuerdo, pactado en 2019 entre Aspel, Apelva (Asociación Provincial de Empresas de la Limpieza de Valencia), Apymelic (Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas de la Limpieza de Castelló) y Aelpa (Asociación de Empresas de la Limpieza la Provincia de Alicante) y los sindicatos CCOO y UGT, tiene como objetivo proteger a empresas y trabajadores para que no tengan que sufrir subastas encubiertas al precio más bajo. Además, el acuerdo también pretende que los recortes no recaigan en el personal que, en última instancia es quien sufre las consecuencias de adjudicaciones de contratos con fuertes bajas al precio de licitación.

Según Aspel, el concurso público ofertado por la Conselleria no cumple con lo acordado ya que según el Consejo Tripartito se debería incluir en las licitaciones una cláusula previa que estableciera la “posibilidad de modificar el contrato ampliando los precios por hora de los servicios para poder ajustarlos a la realidad de la negociación colectiva”. Dicha cláusula evitaría durante cinco años el subastar el precio hora del trabajador de limpieza y respetar los convenios actuales cuya duración firmada no supera el año y medio.

En este sentido, el presidente de Aspel, Juan Díez de los Ríos, ha declarado que este concurso acaba con el Diálogo Social entre y el sector y el Gobierno de la Generalitat Valenciana. “Es intolerable que salga un concurso por debajo económicamente del anterior, después del extraordinario esfuerzo de nuestros profesionales de la limpieza”, ha defendido Díez de los Ríos.

Asimismo, ha manifestado que “el sector de la limpieza es indispensable para garantizar la salud pública y que supone un servicio básico, fundamental y esencial para la sociedad y sin ella, ningún otro servicio podría ejercer su función”.

Por último, el presidente de Aspel ha trasladado que “hemos trabajado junto con los sanitarios como si se tratara de un solo cuerpo luchando contra la pandemia del Covid-19 y no creo que esta sea la recompensa que merecen nuestros trabajadores por parte de las administraciones públicas”.